Seleccionar página

Los centros docentes de Alhama, y otros colectivos, se unieron a la marcha convocada por la Mancomunidad y el centro ocupacional.

 La Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Alhama, que gestiona el centro ocupacional para personas con discapacidad ‘El Lucero’, convocó una marcha reivindicativa de concienciación sobre las carencias que aún existen para la eliminación de barreras arquitectónicas, la plena integración social y de otras carencias que sufre este colectivo, en el que todavía la mentalidad social tiene prejuicios.

 Asistieron a la misma los centros escolares de enseñanza básica del Cervantes y Tendilla, así como el Centro de Adultos, la residencia del mayores, también dependiente de la Mancomunidad, y otros colectivos y particulares, acompañados por la práctica totalidad de los alcaldes comarcales y algunos concejales alhameños. El IES Alhama no pudo estar presente, si bien tenia confirmada la asistencia para el día 3, no lo pudo hacer para este día 5 de diciembre de 2019, tras haberse cambiado la fecha por cuestiones climatológicas.

 La salida se efectuó pasadas las 12 del mediodía desde la alhameña plaza de Alfonso XII (o Plaza del Rey) para culminar en el paseo del Cisne, previo recorrido por algunas de las calles aledañas del barrio de La Joya. A los participantes de les repartió unas manos blancas con consignas alusivas a la marcha reivindicativa y a la problemática del colectivo.

 A su llegada al paseo del Cisne la directora del centro, Pili Espejo, agradeció la presencia de los presentes y que se hubiesen unido a esta marca para concienciar a todos sobre las necesidades de las que aún carecen las personas que sufren alguna discapacidad, dando paso al presidente de la Mancomunidad, Francisco J. Rodríguez, cuya intervención fue la siguiente:


 
 ¡Hola, Buenos días! Un año más nos damos cita para celebrar el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, este año lo hemos hecho con esta marcha reivindicativa con el objetivo de llamar la atención a la sociedad y recordar que existen personas con grandes dificultades para hacer una vida con normalidad y la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos de ponerles las cosas más fáciles para que puedan desarrollarse con plena autonomía.

 Esa responsabilidad podemos asumirla y llevarla a cabo extendiendo nuestras manos, estas manos que hoy llevamos simbólicamente llenas de valores tan fundamentales como: el amor, el respeto, la empatía, la compasión, escucha, integración, prudencia, sensibilidad, autonomía, e igualdad.

 Cómo representante público de una entidad local y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Alhama, trabajamos y luchamos para que nuestro Centro de Día Ocupacional “El Lucero” sea una oportunidad para las personas que asisten y que a través de los programas que se llevan a cabo cómo los de desarrollo personal, laborales, formativos, deportivos, nuevas tecnologías, de Ocio y Tiempo libre, etc. logren normalizar sus vidas.

 Las entidades públicas somos protagonistas principales, por eso desde que llegué a esta presidencia, estoy comprometido por la calidad y el avance del servicio, cuestión que se vería mejorada en gran medida si el resto de administraciones atendieran las demandas que hacemos y tienen como objetivo mejora de la calidad de todas las personas a las que atendemos. Hoy nuestro centro tiene más espacios, más personal y más servicios, si todas las administraciones apoyan un poquito más, las reivindicaciones que hoy hacemos serán satisfechas.

 Agradecer a todos los aquí presentes el apoyo mostrado para el desarrollo de esta marcha; A los centros educativos CEIP Cervantes, Conde de Tendilla, IES Alhama, Centro de Adultos, Centro de Día de participación activa de Mayores, Residencia de Mayores San Jerónimo, a los representantes de los Centros de Día Ocupacionales “La Pirámide” de Huétor Tájar y “Sierra de Loja”, al grupo de mujeres marroquíes y por supuesto al personal voluntario.

Ahora le cedo la palabra a Francisco Ramírez Palacios, usuario del Centro “El Lucero” que junto a otros dos compañeros de los Centros “La Pirámide” y “Sierra de Loja” leerán un manifiesto.

Muchas Gracias.

 

 

Francisco Ramírez Palacios (Pachi), usuario del centro tomo la palabra en representación de sus compañeros, demandando más atención, integración social y laboral.

 Tras su intervención todos los presentes cantaron la canción «Somos una marea de gente», de Macaco, formando corros y agitando las manos al unísono, despidiendo esta marcha con alegría y regresando a sus centros docentes.